Sinfonía en gris

Pesado trajinar me dan los días
y agonías sin fin en cada aurora;
y transcurren así mis largas horas,
teñidas por la gris melancolía.

Y grises son los pasos de tu ausencia;
grises son los ocasos, gris la aurora;
gris es mi inspiración, que brilló otrora,
todo se torna gris malevolencia.

Y gris es el papel donde este canto
vierte mi pluma, que hoy está de duelo;
y mojado de gris está el pañuelo
donde he tenido que enjugar mi llanto.

Comentarios