P.O.L.V.O.R.I.E.N.T.O.

P.O.L.V.O.R.I.E.N.T.O.

Por ese frágil instante del humo sólido
el silencio ha sido liberado en un
grito nublado, de congeladas caricias,
que purifican la soledad porosa
por la brisa que al sol arruga…

Acaso
¿ Sentirá sus latidos en metálicas sonrisas ?

Con el polvo de respuestas ignoradas
que pierden en la espuma
la brújula del llanto
que pierden en el viento
la brújula del justo
que pierden en el suelo
la brújula del bien…

Aunque
Si es todo, es una idea,
pero nunca una idea soluciona todo
ni hay idea ninguna que todos aprecien…

Y tampoco miles de mieles
suprimen una sola ausencia
tan poco dura como blanda sea la memoria
del mal que nunca será bueno
ni, en la más mínima eternidad
ni, en el máximo olvido del peor infinito
Ni
en
la
Inmensidad frágil…

De la ignorancia indefensa
De la verdad perversa
De la inmundicia lujosa
De la indiferencia venenosa
De la putrefacción exitosa.

Del aliento polvoriento, polvoriento, polvoriento.

Autor : JOEL FORTUNATO REYES PEREZ

Comentarios