Memoria Histórica – Reflexión Semanal

Iniciamos la sección Memoria Histórica – Reflexión Semanal, que como su nombre lo indica, brindará un espacio editorial para la reflexión, opinión y libre disertación sobre temas culturales en general.

Se ha planteado un alcance extenso en la temática de la sección para brindar amplios grados de libertad a quienes participaremos semanalmente, compartiendo con los lectores nuestras opiniones sobre tópicos (a nuestro juicio) de interés en el contexto del acontecer cultural de México y el mundo.

La cultura, como toda actividad humana, se ve invariable y enormemente influenciada por las épocas, entornos y corrientes político-sociales. Sin embargo, el proceso inverso también ocurre, aunque pase desapercibido por el ciudadano común o sea negado por los defensores “intelectuales” del statu quo: el libre pensamiento crítico, manifestado eterna y poderosamente en la literatura, la filosofía y desde luego, las artes, influye decisivamente en los vientos de cambio que determinarán el rumbo del proceso evolutivo del pensamiento humano, aún frente a los mecanismos de control establecidos por grupos de poder o regímenes autoritarios, siempre presentes en la historia de la humanidad.

En ese sentido, no es posible aspirar a una mínima comprensión de la realidad actual, en el ámbito cultural o cualquier otro, sin remitirnos al conocimiento que proporciona la historia. La memoria histórica concebida como el recuerdo inteligente del pasado, lejos de constituir un anclaje, potencia nuestra capacidad de comprender el estado actual de las cosas para proyectarnos de manera consciente al futuro, por sobre quienes son arrastrados ciegamente en el vendaval de paradigmas y condicionamientos que el sistema cultural les impone.

Estas consideraciones son el origen, fundamento y aliciente de Memoria Histórica – Reflexión Semanal. A través de este espacio, esperamos motivar la mente de nuestros lectores a la reflexión de los tópicos abordados y abrir la puerta al debate, la disertación y el intercambio constructivo de ideas, siempre con miras a acercarnos a una comprensión más fecunda, sistemática y cabal de nuestro entorno.

Guiados por el principio de libre expresión, abrimos este espacio al público lector invitándolo cordialmente a enviar sus contribuciones a través de nuestro buzón de contacto, si algo de lo aquí expuesto despierta su interés y deseo de participación. El único requisito obligatorio para ser publicado en esta sección es contar con ortografía impecable.

Sus contribuciones serán revisadas detalladamente por los administradores de Memoria Poética. Aquellas con mala ortografía o que se aparten por completo del ámbito cultural promovido en este sitio –realizando proselitismo político, religioso o de otra índole; promoviendo el odio, discriminación o cualquier actividad ilegal–, serán inmediatamente descartadas. Con esas excepciones, no hay restricción en los temas o la extensión de los textos a publicarse en esta sección.

Inicialmente, la actualización se hará los viernes e incluirá todos los textos que hayamos recibido en bloque durante la semana. Sin embargo esto podrá cambiar en el futuro, dependiendo del nivel e intensidad de participación.

Queda, pues, abierta de forma pemanente, la invitación al público visitante a participar en la lectura de nuestras reflexiones, a publicar sus réplicas breves y opiniones en la sección de comentarios (al final de todas las publicaciones de este sitio) o hacerlo más activamente, enviándonos sus propios artículos y disertaciones para su publicación en Memoria Histórica – Reflexión Semanal.

– Memoria Poética

Comentarios