INVESTIDOS TRES

INVESTIDOS TRES

Aparecen desnudando la noche bajo la cama
saltan, profundamente quietos, invisibles,
en la soledad trás la puerta.

Desaparecen vistiéndose de mañana
sobre la cumbre, enterrada, inmóvil,
en el tumulto boquiabierto.

No estarán presentes, tal vez,
como ayer…

Dicen, palparon su ausencia
en el aire silencio y lejano.
Dicen, que cada día es diferente.
Y parecen no ser los mismos.
¡ Nadie, ya lo duda seguramente !.

Aunque alguien verde lo siente
tocando el enigma del cuaderno
tocando la sed de sus raíces
tocando el perfume del olvido…

En la honesta moneda que perdió el valor
al volar confiada por el brillo oculto
del mayor abandono en cualquier sitio…

Porqué, por que, por… ¡ Qué… !

Tres veces dos vestidos caminaban
sin ser vistos
Tres eran sólo ahora dos
sin ser iguales
Ni antes de conocerlos
Ni después de ser olvidados
Completamente…

¡ Fragmento a fragmento !
Desnudos dos veces desvestidos
Inmersos en el exterior frío
Expulsados en el interior calcinado
¡ Fueron sin serlo rápidamente borrados !

Tres veces dos acaso sólo una
voz que lo haya callado
voz que nada dijo
voz que nadie escuchó…

Cuando el silencio creció
cuando el silencio fué excesivo
cuando el silencio fué escuchado
cuando el silencio creció…

___ ¡ Al bajar el cielo a la tierra
_____ dónde nadie estuvo atento !
Siendo así
investidos tres veces ignorados uno a uno.

Autor : JOEL FORTUNATO REYES PEREZ

Comentarios