Insomnio Gélido

INSOMNIO… GÉLIDO

Allí, en la orilla del viento
el aliento limpia unas arcillas,
unas nieves de sus fríos, ríos floridos,
entre las balas inocentes de los corderos
de las estrellas retorcidas de las rejas
de las ventanas del acoso falsificadas
del garrote embalsamado de justicia
¡ Somníferos fuegos !… ¡ Sacrílegos plomos !

¡ Oh, onirismo, anheloso, onirismo !
Ya surcan los aires hirsutos
Los pámpanos de espada y acero
Cada uno de los párpados sordos
¡ Ah, albergue tan azul sonrojado !

Porqué así serán, horrísonos hielos
hasta que no desayunen el hambre
del dolor que prestan a rédito ya
a las astillas inermes ardillas ya
por las vigas de los ojos ajos ya
enharinados baratos hollines
¡ Qué deshojan a las hojas ciegas !
¡ Qué deshielan laboriosos hilos !

Con el pétalo abriendo al humo huecos hielos
haciendo pedazos al hollín que vuela que duele
que huele que hule hace trazos al perdón del
paredón que esconde su equidad a los caballos
a los perdones en abonos con grandes descuentos

¡ Sí !… Descuentos enormes, efectivos, seguros,
para quién más peque, y apague focos suavemente
al tabaco vicioso al trabajo que se fuma la familia
sin causarles daño con ganancias arrogantes
al asidero qué más convenga al pueblo sin mente
¡ Asustando a la muerte con que muera !
Y a la pobreza, ahogarla con riqueza
En el baño compasivo endeudado del pantano…

¡ Helado tibio, hastiado fuego !
El blancor dulzor vertical humilla
La semilla de la suerte impía
El residuo estéril del frutero
Al despertar la ilusión que sombras viste.

Ogro magro del universal idioma salvo
más allá de la gloria por la fuerza
hecha de paciente herrería cierta
Dónde nunca la eternidad se agujere
Ni con agujas aguadas agudas ágiles
Dónde las camas rinden culto…
Al insomnio de Morfeo
Y a la frigidez de Afrodita

Autor : JOEL FORTUNATO REYES PEREZ

Comentarios