Cigarro

"Mujer Fumando", de Aidah Alcolado

“Quisiera ser cigarro”, fue el deseo
que me invadió cuando, súbitamente,
a mi lado te ví tranquilamente
fumando en sugerente balanceo.

¡Oh!, tus labios, el aire, el devaneo
me transportaba en la espiral silente
que a cada soplo, delicadamente,
trazabas con el humo en el etéreo.

En tus dedos, feliz, se consumía
el humeante cilindro donde hervía
la envidia que su sino me provoca

poque el cigarro mudo, afortunado,
gozaba más que nadie al ser llevado
por tu angélica mano hacia tu boca.

Comentarios